Menú Cerrar

11 Mitos sobre las chinches que tienes que dejar de creer

Incluso si nunca las has visto antes, probablemente hay algunas cosas sobre las chinches que crees que sabes.

El problema es que hay bastante conocimiento común sobre el tema de las chinches que no es exactamente correcto.

Desde la forma en que las chinches se mueven hasta las mejores formas de erradicarlas, hay toneladas de mitos que necesitan disiparse.

Si alguna vez ha tratado con chinches de cama antes, probablemente hayas aprendido de la peor manera muchas cosas que la gente se equivoca al respecto. Y debido a que las chinches de cama pueden causar algunos dolores de cabeza a quienes las encuentran, es posible que desee saber qué es verdad y qué no. Los mitos sobre los chinches de cama son omnipresentes, pero los expertos en control de chinches de cama están aquí para dejar las cosas claras.

Debido a que muchos insectos, de hecho, vuelan, podrías pensar que las chinches también lo hacen, pero la verdad es que no lo hacen. “Las chinches no tienen alas”“Son insectos rastreros y viajan aproximadamente un metro por minuto”. Y muy importante, las chinches de cama son incapaces de saltar. Así que eso es al menos una cosa menos que te preocupa.

Las chinches de cama sólo pican por la noche.

Puede pensar que las chinches son solo una amenaza nocturna, pero eso no es cierto en realidad. También debe ser consciente de sus efecto durante el día.

“Las chinches generalmente se asocian con la noche porque a menudo prefieren vivir en su colchón, donde pueden alimentarse de huéspedes humanos por la noche”.

“Se sienten atraídas por el calor y el dióxido de carbono que proporciona cuando está durmiendo, pero se alimentarán durante el día si es seguro también”.

Las chinches muerden de a tres.

Los patrones de mordida varían para cada persona.

El hecho de que no tenga picaduras de chinches en grupos de tres, no significa que no sean chinches.

“Las personas a menudo afirman que un chinche de cama individual tiende a sondear tres veces antes de llegar a un lugar aceptable para alimentarse, creando una línea de tres mordiscos a lo largo de la piel”.

Los grupos o las picaduras son a menudo una indicación de que hay varias chinches de cama presentes. No esperes un patrón de tres que te incite a la presencia de chinches: los patrones de picaduras se ven muy diferentes en diferentes personas.

Cualquier tipo de picadura inexplicable debe ser examinada.

Si no tienes picaduras, pueden ser chinches.

Desafortunadamente, la falta de picaduras no significa que definitivamente no tenga chinches. Las chinches de cama no pican absolutamente a todos.

“Muchas personas no reaccionan en absoluto a las picaduras de chinches y las picaduras pueden tardar de uno a 14 días en aparecer cuando la persona afectada reacciona”.

No dejes que los signos evidentes de las chinches (pieles desprendidas, pequeñas manchas fecales marrones, o un olor a moho rancio) no se aborden sólo porque no está mostrando reacciones de mordedura.

Si tienes chinches, significa que tu espacio está sucio.

Las chinches no sólo viven en espacios sucios, cualquier empresa de chinches de cama le dirá que es muy importante una buena limpieza para acabar de una manera más eficiente con ellas.

“Mientras que limpiar y deshacerse del desorden puede ayudar a tratar a las chinches más rápido, las chinches pueden vivir en cualquier lugar, incluso en lugares que consideramos limpios y ordenados”.

Mantener su casa limpia ayudará enormemente para desacerse de estos molestos insectos.

No puedes verlos, es normal, poca gente puede.

Algunas personas piensan que no pueden ver las chinches, y es normal, sólo la experiencia consigue poder localizar sus focos o nidos de chinches de cama. Las chinches de cama adultas pueden tener entre uno y cinco milímetros de uno a tres milímetros de ancho.

Si bien las chinches de cama son pequeñas, sin duda son lo suficientemente grandes como para verlo a simple vista, especialmente si se tiene en cuenta que la mayoría de las especies de chinches de cama son de un color marrón rojizo. Incluso sus diminutos huevos translúcidos, que normalmente no son más grandes que una cabeza de alfiler, se pueden ver tras una inspección minuciosa a simple vista. Tienen la tendencia a esconderse en grietas pequeñas por lo que pueden ser difíciles de ver.

Las chinches NO sólo viven en camas.

Las chinches pueden vivir en cualquier lugar.

Tal vez uno de los mayores mitos sobre las chinches de cama, probablemente debido a su nombre, es que sólo se encuentran en las camas. Eso definitivamente no es cierto, también se encuentran en muchos otros lugares.

El nombre de chinches de cama en sí puede ser un poco engañoso porque las chinches se pueden encontrar en cabeceras de camas, sofás, bolsas de viaje y equipaje, maletas e incluso en nuestras mascotas.

“La MAYOR probabilidad de contraer chinches de cama es en: Hoteles, hostels, viajes en avión, tren o autobús“.

Las chinches propagan enfermedades desagradables.

Hasta donde sabemos a día de hoy, las chinches de cama no son un vector primario de ningún patógeno. Aunque hay investigaciones preliminares que sugieren que las chinches podrían propagar el Trypanosoma cruzi, el agente causal de la enfermedad de Chagas, aún está por ver si dicha transmisión puede ocurrir desde chinches de cama hasta humanos en un entorno natural y real. Tal y como está actualmente, los problemas dermatológicos adversos derivados de las picaduras de chinches de cama son la preocupación más común.

Concretamos que en principio no hay que tener (al menos hasta ahora) que preocuparse por contraer enfermedades graves si sufre una infestación de chinches de cama.

Deshacerse de su colchón era una buena manera de deshacerse de las chinches.

Alguna empresa de control de plagas sugieren tirar su colchón ya que no se aconseja tratarlo con insecticidas, pero simplemente tirar el colchón no es garantía de que no haya más chinches escondidas en su casa.

Hay tratamiento de vapor para chinche de cama, químicos y térmicos disponibles para tratar su colchón por completo y poder usarlo sin nigún tipo de problema.

Además es MUY recomendable colocar tras los tratamientos una funda de cama para chinches. De este modo si alguna chinche se ha quedado dentro morirá por la ausencia de comida y evitará futuras infestaciones.

Por tanto, no es necesario que tires tu colchón en un primer momento. Es probable que se pueda tratar la infestación de chinches de cama sin tener que sacrificar su colchón y gastar el dinero en uno nuevo.

Puedes coger chinches igual que las garrapatas o piojos.

Las chinches son más propensas a esconderse en equipaje o mochilas.

Las chinches, a menos que busquen alimentarse de nuestra sangre, no se sienten atraídas por el calor como las garrapatas o los piojos.

Son mucho más propensas a moverse de un lugar a otro a través del equipaje, zapatos, mochilas y otro tipo de objetos.

Los químicos son una buena manera de deshacerse de las chinches.

Los productos químicos ciertamente no son su única opción cuando se trata de deshacerse de las chinches, e incluso si opta por la ruta química, eso no significa que no necesite agregar otros métodos y técnicas adicionales.

En la mayoría de los casos, la aplicación química se debería complementar con un buen tratamiento de vapor seco. Además es importante lavar las pertenencias donde las chinches se pueden esconder como ropa de cama, ropa de vestir, fundas de sofás… A una temperatura superior a 60º.

Encontrar chinches es estresante, molesto y un poco frustrante, pero saber cómo separar los hechos de los mitos comúnmente creídos puede ayudarle a saber como combatir una infestación. Nuestra recomendación es que contacte con un profesional para al menos, así, poderle asesorar desde el primer momento. Y recuerda…

¡Qué no te muerdan las chinches!